jueves, 9 de marzo de 2017

Breve reseña del libro: "Los luminares" de Liz Greene y Howard Sasportas

Los luminares, de Greene y Sasportas
"Los luminares". Autores: Liz Greene y Howard Sasportas. Año:1993. Barcelona: Ediciones Urano. 251 páginas

Al Sol y la Luna en astrología se les llama los Luminares, o las Luces. Cada uno en su dominio, representan características esenciales de la personalidad individual, y también procesos, porque el ser humano se mueve a lo largo de la vida en un proceso interminable de cambio y evolución. La Luna se relaciona con la vida corporal, el instinto, los sentimientos, y por medio de ella estamos conectados con los ritmos cambiantes del mundo físico del que formamos parte. Es un principio cambiante. El Sol, sin embargo, es constante (aunque evolucione), y simboliza el yo esencial que va creciendo en conciencia a lo largo del tiempo. Este yo conserva un núcleo de personalidad que no cambia, y que nos da nuestro sentimiento de continuidad y nuestra identidad permanente. Y lo sentimos como el niño divino, la chispa del espíritu encarnada en la forma física lunar.

Estas son algunas de las ideas que se tratan en esta obra, que es la transcripción de unos seminarios sobre el Sol y la Luna astrológicos, que impartieron Liz Greene y Howard Sasportas en 1990 en Zurich (Suíza).

No estamos ante el típico libro de texto o manual con apartados y temas bien diferenciados, separados, y clasificados, sino ante la transcripción de unos seminarios en los que sí se seguía un hilo conductor argumental, pero en los que a menudo el ponente se apartaba de éste, los alumnos hacían preguntas y comentarios, y el humor estaba más presente de lo que habría estado en un contexto más formal.

Es astrología psicológica, por lo que, junto a la mitología y el simbolismo astrológico, la psicología tiene un lugar central en las explicaciones.

Liz Greene, nacida en 1946 en Estados Unidos, es astróloga y analista junguiana. Autora prolífica de libros y artículos, fundó en 1983 junto a Howard Sasportas el Centro de Astrología Psicológica de Londres. Es doctora en psicología y en historia.

Howard Sasportas, nacido en 1948 en Estados Unidos y fallecido en 1992, fue un reputado astrólogo, también autor de numerosas publicaciones, caracterizadas por su estilo claro e inteligente. Cursó estudios de grado en la Universidad de Tufts, y más tarde un máster en Psicología Humanista en la Universidad de Antioch. Fue muy apreciado como profesor y conferenciante.

viernes, 20 de enero de 2017

Vídeo: Sagitario y los mitos de Zeus y Quirón

Primera parte de una serie de dos vídeos en la que, a partir de dos conocidas figuras de la mitología griega, Zeus, soberano de hombres y de dioses, y Quirón, el centauro sabio, maestro y sanador, explico algunos de los temas que se asocian con el signo de Sagitario.

La segunda parte saldrá próximamente.


lunes, 2 de enero de 2017

Reseña del libro: "Realidad Daimónica", de Patrick Harpur

"Realidad Daimónica", de Patrick Harpur
"Realidad Daimónica", de Patrick Harpur. Gerona: Ediciones Atalanta. Segunda edición. Año: 2015. 477 páginas

No es habitual que en los ámbitos académicos y científicos oficiales se traten temas relacionados con los fenómenos paranormales, aunque sí sean objeto de interés en la cultura popular. Son muchos los testimonios de personas que afirman haber visto hadas, ovnis, extraterrestres, fantasmas, brujas, espíritus de familiares fallecidos, criaturas como el Bigfoot, el monstruo del lago Ness, perros negros enormes con ojos rojos como ascuas encendidas, etc. La fenomenología es amplísima. Ante esta realidad, en Occidente se suelen adoptar dos posturas. La postura popular de los que creen en la existencia literal de esos entes, o la más científica y oficial de los que piensan que esas entidades sólo existen en la mente de los que dicen verlas, y son por lo tanto irreales. Patrick Harpur afirma que no es ni lo uno, ni lo otro. Sostiene que son criaturas reales, pero que pertenecen al ámbito de lo daimónico, que no es otro que el reino de la Imaginación.

Siendo un ensayo, es peculiar la forma en la que está escrita la obra. No persigue ninguna fantasía de claridad racional a toda costa, y no ofrece clasificaciones elaboradas del material expuesto. Esto es así porque el campo de estudio no permite ese tipo de acercamiento. La fenomenología daimónica es mutable, múltiple, elusiva, alusiva y contradictoria. Se presenta más como un continuo que como compartimentada. Y todo ello en consonacia con las cosas que tienen que ver con el alma y la Imaginación.

A lo largo del libro, y mediante casos y sucesos concretos y conocidos de la historia de lo paranormal, el autor nos va guiando a través de las múltiples facetas que conforman la realidad daimónica.

Patrick Harpur (nacido en Windsor, Inglaterra, en 1950) estudió literatura inglesa en la Universidad de Cambridge. Trabajó en una editorial, hasta que en 1982 abandonó esa ocupación para dedicarse a escribir. De su obra se han traducido al español, aparte de "Realidad Daimónica", la novela "Mercurius o el matrimonio de Cielo y Tierra", y los ensayos "El fuego secreto de los filósofos" y "La tradición oculta del alma".

sábado, 22 de octubre de 2016

Escribir ensayo es un viaje solar, y escribir novela, lunar

Joan Didion (nacida en 1934) es una conocida escritora y periodista de Estados Unidos que a lo largo de su carrera ha cultivado tanto la novela como el ensayo. En una entrevista que le hicieron en el 2006 que fue publicada en el diario El País, dijo lo siguiente:

"La novela y el ensayo son como la noche y el día. Escribir una novela es como adentrarse en una noche muy larga y oscura. El ensayo es luminoso, su escritura tiene lugar a pleno sol. No quiero decir con esto que el ensayo sea un género fácil, no lo es ni mucho menos, sólo que escribir ensayo es una actividad racional, mientras que escribir una novela es muy parecido a soñar".

La reflexión que hace es interesante desde un punto de vista astrológico. Casi podía haber dicho que escribir ensayo es una actividad solar y que escribir una novela es una actividad más lunar. El Sol en astrología se relaciona con el mundo luminoso, seco, claro, desapegado y masculino de la razón, la disquisición intelectual y la consciencia; y la Luna con el mundo húmedo, femenino y mutable de las imágenes psíquicas, la imaginación, el sueño, el alma, lo irracional y el inconsciente.

Los que queráis leer la entrevista entera, aquí tenéis el enlace a la misma:

jueves, 6 de octubre de 2016

viernes, 30 de septiembre de 2016

Géiseres en la superficie del satélite Europa

Vista de Europa, una de las lunas de Júpiter
Europa es una de las lunas de Júpiter, descubierta en 1610 por Galileo. Desde principios de los años 70 del siglo XX, varias sondas espaciales han estado examinándola más de cerca. Su corteza es de hielo, es decir agua sólida, y por debajo del hielo se cree que hay un océano de agua líquida. Un océano subterráneo cuyo volumen de agua, según las estimaciones realizadas, sería de entre dos y tres veces el que tiene la Tierra sumando todos sus océanos.

En el 2013 se anunció que, con la ayuda del telescopio Hubble, se habían descubierto señales de posible actividad de géiseres en la superficie de Europa, y se pensó que el vapor y los materiales eyectados por ellos podían provenir del agua que hay en la corteza del satélite, o del océano subterráneo.

El lunes pasado la NASA presentó un nuevo estudio sobre las fumarolas de Europa. Sus científicos dijeron que efectivamente se ven lo que parecen ser géiseres y masas de vapor de agua emergiendo de la superficie del satélite. Afirmaron también que si esos géiseres existen realmente, podrían suponer
Superficie del satélite Europa
otra forma de tomar muestras de lo que hay bajo la superficie, sin necesidad de hacer perforaciones. Bastaría con analizar los materiales eyectados. Y se podría determinar si existe ese gran océano subterráneo, o incluso si ese océano reúne las condiciones para que se pueda desarrollar y mantener en él la vida.

Los científicos de la NASA explicaron que para confirmar la existencia de esos géiseres, habrá que esperar a que en el 2018 sea lanzado el telescopio espacial "James Webb", el sucesor del "Hubble".

martes, 20 de septiembre de 2016

"El león, la bruja y el armario", de C.S. Lewis

El león, la bruja y el armario; libro de C.S. Lewis
Cuatro niños son enviados a la casa de un anciano profesor lejos de Londres, a causa de los ataques aéreos que sufre esta ciudad en plena Segunda Guerra Mundial. Allí, descubren un armario que les sirve de puerta de entrada a Narnia, un país que sufre un invierno eterno, a causa de un hechizo que la Bruja Blanca ha lanzado sobre él. Los niños, cumpliendo con las viejas profecías, y con la ayuda de Aslan, el león, serán los encargados de liberar al reino y recuperar la primavera, la luz y la alegría para sus habitantes.

Éste es, en pocas palabras, el argumento del libro de Clive Staples Lewis (Gran Bretaña, 1898-1963) que he estado leyendo en Agosto. De los siete libros que conforman las Crónicas de Narnia, éste fue el primero que escribió el autor. Concretamente, se publicó por primera vez en 1950.

En correspondencia con la pasión que Lewis profesó por la mitología, esta obra (y las restantes del ciclo de Narnia) está llena de elementos mitológicos tradicionales: personajes, lugares, temáticas e historias de los cuentos, el folclore y los mitos tradicionales sobre todo europeos. Algunos de estos elementos son cristianos. El autor explicó una vez, por ejemplo, que el león Aslan era su manera de representar a Cristo salvando al mundo de Narnia. "Como Narnia es un mundo de bestias que hablan, pensé que Cristo se encarnaría allí como bestia, así como aquí lo hizo como hombre. Le di la forma de león porque se supone que el león es el rey de las bestias; y también Jesús es llamado 'El león de Judá' en la Biblia".

Clive Staples Lewis fue profesor de Literatura Inglesa en la Universidad de Oxford hasta 1954, año en que fue elegido Catedrático de Literatura Medieval y Renacentista en la Universidad de Cambridge, puesto que ocupó hasta su retiro. Está considerado uno de los grandes intelectuales del siglo XX. Escribió más de treinta libros, entre los que se incluyen: "Lejos del planeta silencioso" (1938), "El gran divorcio" (1946), "Cartas del diablo a su sobrino" (1942) y "Las Crónicas de Narnia" (1950-1956).