domingo, 24 de julio de 2016

Los Símbolos Sabianos - 2ª parte

Segunda parte de la serie de vídeos que estoy haciendo sobre los Símbolos Sabianos. Los Símbolos Sabianos, creados originalmente por Elsie Whheler y Marc Edmund Jones, son un conjunto de 360 imágenes o escenas, una para cada grado del Zodíaco.



Para ver la primera parte, entra en mi canal de YouTube: https://www.youtube.com/c/AstropsicoEs

viernes, 15 de julio de 2016

Sueño de Carl Gustav Jung

Vídeo sobre un sueño que tuvo Carl Gustav Jung pocos años antes de romper con Freud. Para Jung, este sueño mostraba el estado de su psique en aquel entonces. La planta superior, la sala de estar, representaba su conciencia. En la planta baja comenzaba el inconsciente. Cuanto más descendía, más extraño y oscuro se volvía todo. El sueño mostraba algo parecido a un diagrama estructural del alma humana. Cada nivel de la casa era como un nivel o estrato de consciencia. Cuanto más profundo era el nivel, más primitiva era la psique asociada.


miércoles, 6 de julio de 2016

Sobre Xul Solar

Drago, de Xul Solar
Xul Solar es el seudónimo del pintor argentino Óscar Alejandro Schulz Solari (1887-1963), también músico, escritor, creador de objetos, y hasta inventor de dos idiomas: la panlengua y el neocriollo.

En 1949 Jorge Luis Borges, amigo suyo, lo describió así: "Hombre versado en todas las disciplinas, curioso de todos los arcanos, padre de escrituras, de lenguajes, de utopías, de mitologías, huésped de infiernos y cielos, autor panajedrecista y astrólogo, perfecto en la indulgente ironía y en la generosa amistad, Xul Solar es uno de los acontecimientos más singulares de nuestra época... Sus pinturas son documentos del mundo ultraterreno, del mundo metafísico en que los dioses toman la forma de la imaginación que los sueña".

La astrología jugó un papel importante en la vida y la obra de Xul Solar. Le encantaban además el tarot y las doctrinas esotéricas. Se interesó también por  las culturas orientales, las religiones y la filosofía.

Pongo aquí un enlace a un interesante artículo sobre su figura publicado en 1969 en la Revista 2001, nº13:

Y los cinco vídeos de una conferencia de Borges sobre Xul:



Por último, un enlace al Museo Xul Solar, Fundación Pan Klub, en Argentina:

jueves, 9 de junio de 2016

Vídeo: La paciente y el escarabajo dorado

En su libro "La interpretación de la naturaleza y la psique", Carl Gustav Jung explica el caso de una joven paciente suya que, en un momento decisivo del tratamiento, tuvo un sueño en el que se le regalaba un escarabajo de oro. Mientras ella, en la consulta, relataba el sueño a Jung, éste estaba sentado de espaldas a la ventana. De repente, él se dio cuenta de que un insecto estaba golpeando suavemente la ventana. Abrió ésta, cazó al insecto al vuelo, y vio que era lo más parecido que hay en esas latitudes a un escarabajo dorado: la "cetonia común de la rosa". Jung mostró a la paciente el escarabajo.

Estaba siendo un tratamiento extraordinariamente difícil, en el que no había progreso alguno. La causa principal de ello residía en el "animus" de la paciente, educado en la filosofía cartesiana y muy aferrado a un rígido concepto de la realidad. Cuando el escarabajo llegó volando, el ser natural de ella pudo romper la coraza de la posesión del "animus", con lo cual se puso en marcha el proceso de transformación.

Cualquier cambio fundamental de actitud implica una renovación psíquica, y ello suele ir acompañado, en los sueños y en la fantasía, de símbolos de renacimiento. El escarabajo es un símbolo de renacimiento.


martes, 31 de mayo de 2016

Vídeo: El viaje de Afrodita


Interesante documental producido por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de España, sobre la figura de la diosa Afrodita y las diferentes formas y denominaciones que ésta ha ido adoptando a lo largo de los siglos.

En astrología, a Afrodita Urania se la asocia con el signo de Libra. A Afrodita Pandemos, con el signo de Tauro.

jueves, 5 de mayo de 2016

"La puerta de los pájaros", de Gustavo Martín Garzo

"La puerta de los pájaros", de Gustavo Martín Garzo
Se dice que los unicornios son criaturas extremadamente huidizas que raramente se dejan ver. Sin embargo, se afirma que aman a las doncellas, y basta que vean a una en el bosque para que la sigan. Cuando éstas se sientan a descansar, los unicornios se tumban a su lado y se quedan dormidos sobre sus faldas.

Éste es uno de los temas principales del libro "La puerta de los pájaros", de Gustavo Martín Garzo. El autor, nacido en Valladolid en 1948, es licenciado en Filosofía y Letras en la especialidad de Psicología, y fundador de las revistas literarias "Un ángel más" y "El signo del gorrión". En 1994 recibió el Premio Nacional de Narrativa por su novela "El lenguaje de las fuentes". En 1999 obtuvo el Premio Nadal por "La historias de Marta y Fernando". Entre otras novelas, ha publicado, a parte de las ya citadas, "Marea oculta" (1993, Premio Miguel Delibes), "El pequeño heredero" (1997), "El jardín dorado" (2008), "Y que se duerma el mar" (2012). También ha cultivado la narrativa infantil con, por ejemplo, "Tres cuentos de hadas" (2003) por el que consigue el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. En su faceta como ensayista ha publicado títulos como "El pozo del alma" (1995), "El libro de los encargos" (2003), o "La calle del paraíso" (2006).

"La puerta de los pájaros" es una novela llena de elementos fantásticos y mitológicos, que bebe mucho de toda la tradición de mitología y cuentos de la cultura occidental. Melusina, el mago Merlín, el unicornio y la doncella, la mujer vampiro, un reino que se vuelve yermo y estéril, cuyo rey enferma, y a los que hay que sanar, etc.

La Puerta de los Pájaros, por otro lado, existe realmente. Está en Comillas (Cantabria) y fue diseñada por Antonio Gaudí. Cuentan que Gaudí la dibujó con su bastón en la arena de la playa tras contemplar el vuelo de las gaviotas.

miércoles, 13 de abril de 2016

Reseña bibliográfica: "La pasión de la mente occidental", de Richard Tarnas

"La pasión de la mente occidental" de Richard Tarnas
Richard Tarnas (1991)."La pasión de la mente occidental". Gerona: Ediciones Atalanta. 702 páginas. Traducción del inglés por Marco Aurelio Galmarini.

Richard Tarnas, el autor, es astrólogo, historiador de la cultura, y profesor de psicología y filosofía en el California Institute of Integral Studies (CIIS) de San Francisco, y en el Pacífica Graduate Institute de Santa Barbara. Graduado cum laude por la Universidad de Harvard en Historia de la cultura y Psicología en 1972, se doctoró en 1976 en el Instituto Saybrook. Ha escrito toda una serie de libros y artículos, entre los que destacan el libro sobre el que trata esta reseña, y el libro "Cosmos y Psique. Indicios para una nueva visión del mundo"(2006).

En esta obra, el autor nos ofrece un viaje a través de las grandes líneas de pensamiento que han moldeado la cosmovisión de Occidente a lo largo de la historia, desde los antiguos griegos, hasta nuestros días, y pasando por la Grecia clásica, el helenismo, la Roma imperial, el judaísmo y el surgimiento del cristianismo, la Iglesia Católica y la Edad Media, el Renacimiento, la Reforma, la Revolución Científica, la Ilustración y el Romanticismo. Es una exposición de la evolución histórica de la mente occidental y de su cambiante concepción de la realidad.

Aunque en el libro se habla específicamente de astrología en unas cuantas páginas (recordemos que Tarnas es astrólogo), no es mucho comparado con la extensión total de la obra. Pero es una historia del pensamiento occidental que reconoce el valor y el papel que han tenido y tienen en esa historia las corrientes más ligadas al mundo del mito, la religión y la imaginación.

En el desarrollo de la exposición se sigue un orden más o menos cronológico. En unos temas se profundiza más que en otros, pero nunca mucho. Por eso algunos críticos de esta obra la ven como una introducción a las grandes líneas de pensamiento de Occidente.

La tesis de Tarnas es que la historia del pensamiento occidental, desde el principio hasta el final, se ha tratado de un fenómeno abrumadoramente masculino. Tanto por haber sido producida por hombres — Sócrates, Platón, Aristóteles, Pablo, Agustín, Tomás de Aquino, Lutero, Copérnico, Galileo, Bacon, Descartes, Newton, Locke, Hume, Kant, Darwin, Marx, Nietzsche, Freud, etc. — como por haberse inspirado predominantemente en perspectivas masculinas. La evolución de la mentalidad occidental ha sido siempre impelida por un impulso heroico a forjar una identidad humana racional y autónoma, separándola de su unidad primordial con la naturaleza. En la religión patriarcal a partir del judaísmo, en la filosofía racionalista a partir de Grecia, y en la ciencia objetivista a partir de la Europa moderna, vemos esa decisiva masculinidad. En ese proceso se reprimió lo femenino — negación judeocristiana de la Gran Diosa Madre, exaltación en la Ilustración del frío yo racional, consciente de sí y escindido de una naturaleza exterior desencantada, represión de la conciencia unitaria indiferenciada (represión de la paticipation mystique con la naturaleza), progresiva negación del anima mundi (del alma del mundo), negación de la comunidad del ser, de lo omnipresente, del misterio y la ambigüedad, de la imaginación, la emoción, el instinto, el cuerpo y la naturaleza.

Pero toda esta separación entraña, según el autor del libro, un anhelo de reunión con lo que se ha perdido. El tremendo surgimiento actual de lo femenino en nuestra cultura puede indicar que se está produciendo un cambio histórico. Quizás, como profetizó Jung, se esté dando una reconciliación entre las dos grandes polaridades, una unión de opuestos: un hierosgamos (matrimonio sagrado) entre lo masculino, dominante durante mucho tiempo, pero ahora alienado, y lo femenino, reprimido durante mucho tiempo, pero ahora en ascenso. Este ascenso se ve en el auge actual del feminismo y en el creciente poder de las mujeres; en la creciente conciencia ecológica; en la urgencia por volver a tomar contacto con el cuerpo, las emociones, el inconsciente, la imaginación, la intuición; en la apreciación cada vez mayor de las perspectivas culturales indígenas y arcaicas; en la recuperación arqueológica de la tradición de la Diosa;  en el interés en la perspectiva mitológica, en las disciplinas esotéricas, en el misticismo oriental, el chamanismo, la psicología arquetipal y transpersonal; en las teorías científicas del universo holonómico, campos morfogenéticos, estructuras disipativas, teoría del caos, universo participativo, etc., etc., etc.

A mí el libro me ha gustado. Ofrece muchísimas claves para entender y conocer cuáles son las raíces filosóficas, religiosas, sociales y psicológicas de nuestra cultura. Es importante saber de dónde venimos. La psique, la conciencia y la mente del hombre moderno occidental tienen una historia, historia que narra magistralmente Richard Tarnas en esta obra.