martes, 20 de septiembre de 2016

"El león, la bruja y el armario", de C.S. Lewis

El león, la bruja y el armario; libro de C.S. Lewis
Cuatro niños son enviados a la casa de un anciano profesor lejos de Londres, a causa de los ataques aéreos que sufre esta ciudad en plena Segunda Guerra Mundial. Allí, descubren un armario que les sirve de puerta de entrada a Narnia, un país que sufre un invierno eterno, a causa de un hechizo que la Bruja Blanca ha lanzado sobre él. Los niños, cumpliendo con las viejas profecías, y con la ayuda de Aslan, el león, serán los encargados de liberar al reino y recuperar la primavera, la luz y la alegría para sus habitantes.

Éste es, en pocas palabras, el argumento del libro de Clive Staples Lewis (Gran Bretaña, 1898-1963) que he estado leyendo en Agosto. De los siete libros que conforman las Crónicas de Narnia, éste fue el primero que escribió el autor. Concretamente, se publicó por primera vez en 1950.

En correspondencia con la pasión que Lewis profesó por la mitología, esta obra (y las restantes del ciclo de Narnia) está llena de elementos mitológicos tradicionales: personajes, lugares, temáticas e historias de los cuentos, el folclore y los mitos tradicionales sobre todo europeos. Algunos de estos elementos son cristianos. El autor explicó una vez, por ejemplo, que el león Aslan era su manera de representar a Cristo salvando al mundo de Narnia. "Como Narnia es un mundo de bestias que hablan, pensé que Cristo se encarnaría allí como bestia, así como aquí lo hizo como hombre. Le di la forma de león porque se supone que el león es el rey de las bestias; y también Jesús es llamado 'El león de Judá' en la Biblia".

Clive Staples Lewis fue profesor de Literatura Inglesa en la Universidad de Oxford hasta 1954, año en que fue elegido Catedrático de Literatura Medieval y Renacentista en la Universidad de Cambridge, puesto que ocupó hasta su retiro. Está considerado uno de los grandes intelectuales del siglo XX. Escribió más de treinta libros, entre los que se incluyen: "Lejos del planeta silencioso" (1938), "El gran divorcio" (1946), "Cartas del diablo a su sobrino" (1942) y "Las Crónicas de Narnia" (1950-1956).

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Los Símbolos Sabianos - 3ª parte

Tercera y última parte de la serie de vídeos que he realizado sobre los Símbolos Sabianos.

En este vídeo muestro cómo utilizar de forma oracular esta serie de símbolos.


martes, 6 de septiembre de 2016

Victoria Cirlot y las leyendas del Grial

El 21 de Junio del 2014, Victoria Cirlot, en el marco de los "Encuentros Eleusinos", impartió una interesante conferencia sobre las leyendas del Grial, cuyo vídeo acompaña este post.

Victoria Cirlot es catedrática de filología románica en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, y Directora del Instituto Universitario de Cultura en dicha Universidad. Se ha especializado en la cultura caballeresca y la mística de la Edad Media. Entre sus libros, destacan: "Figuras del destino. Mitos y símbolos de la Europa medieval" (2005), "Vida y visiones de Hildegard von Bingen" (1997-2006), "La visión abierta. El mito del Grial y el surrealismo" (2010). Es directora de la colección "El Árbol del Paraíso" de la editorial Siruela .


domingo, 24 de julio de 2016

Los Símbolos Sabianos - 2ª parte

Segunda parte de la serie de vídeos que estoy haciendo sobre los Símbolos Sabianos. Los Símbolos Sabianos, creados originalmente por Elsie Whheler y Marc Edmund Jones, son un conjunto de 360 imágenes o escenas, una para cada grado del Zodíaco.



Para ver la primera parte, entra en mi canal de YouTube: https://www.youtube.com/c/AstropsicoEs

viernes, 15 de julio de 2016

Sueño de Carl Gustav Jung

Vídeo sobre un sueño que tuvo Carl Gustav Jung pocos años antes de romper con Freud. Para Jung, este sueño mostraba el estado de su psique en aquel entonces. La planta superior, la sala de estar, representaba su conciencia. En la planta baja comenzaba el inconsciente. Cuanto más descendía, más extraño y oscuro se volvía todo. El sueño mostraba algo parecido a un diagrama estructural del alma humana. Cada nivel de la casa era como un nivel o estrato de consciencia. Cuanto más profundo era el nivel, más primitiva era la psique asociada.


miércoles, 6 de julio de 2016

Sobre Xul Solar

Drago, de Xul Solar
Xul Solar es el seudónimo del pintor argentino Óscar Alejandro Schulz Solari (1887-1963), también músico, escritor, creador de objetos, y hasta inventor de dos idiomas: la panlengua y el neocriollo.

En 1949 Jorge Luis Borges, amigo suyo, lo describió así: "Hombre versado en todas las disciplinas, curioso de todos los arcanos, padre de escrituras, de lenguajes, de utopías, de mitologías, huésped de infiernos y cielos, autor panajedrecista y astrólogo, perfecto en la indulgente ironía y en la generosa amistad, Xul Solar es uno de los acontecimientos más singulares de nuestra época... Sus pinturas son documentos del mundo ultraterreno, del mundo metafísico en que los dioses toman la forma de la imaginación que los sueña".

La astrología jugó un papel importante en la vida y la obra de Xul Solar. Le encantaban además el tarot y las doctrinas esotéricas. Se interesó también por  las culturas orientales, las religiones y la filosofía.

Pongo aquí un enlace a un interesante artículo sobre su figura publicado en 1969 en la Revista 2001, nº13:

Y los cinco vídeos de una conferencia de Borges sobre Xul:



Por último, un enlace al Museo Xul Solar, Fundación Pan Klub, en Argentina:

jueves, 9 de junio de 2016

Vídeo: La paciente y el escarabajo dorado

En su libro "La interpretación de la naturaleza y la psique", Carl Gustav Jung explica el caso de una joven paciente suya que, en un momento decisivo del tratamiento, tuvo un sueño en el que se le regalaba un escarabajo de oro. Mientras ella, en la consulta, relataba el sueño a Jung, éste estaba sentado de espaldas a la ventana. De repente, él se dio cuenta de que un insecto estaba golpeando suavemente la ventana. Abrió ésta, cazó al insecto al vuelo, y vio que era lo más parecido que hay en esas latitudes a un escarabajo dorado: la "cetonia común de la rosa". Jung mostró a la paciente el escarabajo.

Estaba siendo un tratamiento extraordinariamente difícil, en el que no había progreso alguno. La causa principal de ello residía en el "animus" de la paciente, educado en la filosofía cartesiana y muy aferrado a un rígido concepto de la realidad. Cuando el escarabajo llegó volando, el ser natural de ella pudo romper la coraza de la posesión del "animus", con lo cual se puso en marcha el proceso de transformación.

Cualquier cambio fundamental de actitud implica una renovación psíquica, y ello suele ir acompañado, en los sueños y en la fantasía, de símbolos de renacimiento. El escarabajo es un símbolo de renacimiento.